Ileso resultó el conductor de un automóvil tras volcar en la “curva de la muerte” o “curva de los aguacates”, cuando presuntamente circulaba a exceso de velocidad.

Fue en el Kilómetro 10 de la carretera Victoria Soto la Marina en donde un vehículo marca Volkswagen tipo Passat con placas de Guanajuato circulaba por el lugar.

Al ser cuestionado por los elementos de Tránsito Municipal que acudieron al lugar, el conductor manifestó que al momento del accidente se dirigía a Matamoros.

Al circular presuntamente a exceso de velocidad, al llegar a la curva, el automóvil salió proyectado fuera del camino hasta caer a un arroyo.

Tras el accidente el conductor de dicha unidad logró salir del vehículo por sus propios medios.

Cabe señalar que el automóvil fue remolcado a un taller por una grúa particular.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here